28
Jue, May
386 New Articles

Quien hurga en el pasado encuentra más historias de las que planeó enfrentarse

Noticias
Typography

La migración provoca cambios en las historias familiares

Por Reyes Gamez

Monterrey, México (Agencia de Noticias 3er Sector).- La escritora Gabriela Couturier en la novela Siempre un destierro (OCEANO), entrega al lector una novela familiar sobre la identidad, el exilio, el desarraigo, el amor, las ilusiones perdidas y la persistencia de la memoria.

 

Los lectores hacen un viaje por esa Francia del siglo XIX en la que parece todo va bien para las familias, pero algunas deben migrar a otros países, uno  de ellos es México, teniendo como destino final Veracruz, las voces de los personajes nos van a contar todo lo que se desencadena.

“Cuando entendí que quería escribir esta historia, desde siempre me intereso hacerla polifónica y lo que resulta finalmente casi como esferas que se te tocan poco, la voz de Franceline la conocí realmente por sus cartas, quise respetar de que fueran epistolares, fue la voz relativamente directa; la voz de Elise es muy interesante para mí, para mi proceso fue muy interesante”, señaló Coturier.

Agregó que tras tomar notas es como fue formando la voz de Elise “y en ese momento cuando empecé a escribir lo que entendí que iba a ser su voz, salió esta voz todavía muy joven, todavía con posibilidades de hacer otras cosas, de irse por otro rumbo, pero con mucha resignación, con esa fortaleza no necesariamente en un sentido muy positivo, esa fortaleza más de aguantar, entonces lo que hice fue regresarme a tratar de entender como había sido su niñez”.

Durante el desarrollo de la historia los lectores se adentran a un pueblo francés, pueden conocer sus costumbres, su manera de vida, pero también van a ese lugar de Veracruz en la que se establece el grupo de ciudadanos franceses que llegan a México.

Gabriela dijo que al escribir esta novela “también entendí que a mí me había faltado algo, que es como estar ayudando a completarme a mí misma de alguna manera con una historia que yo no conocía”, ya que lo le platicaban sus abuelos de cómo llegaron a México era poco, por lo que para ella “haberse encontrado con las cartas me abrió y con toda la investigación que hice” el conocer más sobre la historia de la migración que hizo su familia.

Añadió que la migración en la historia de la humanidad siempre ha estado presente, aunque eso implica que suceden cambios en las historias familiares, por eso la importancia de entender “las perdidas, a lo largo de la novela hay perdidas de todo tipo, en muchos sentidos, no solo de las muertes, porque yo me imagino que te debe quedar esa sensación de pérdida, de lo que dejaste, de lo que abandonaste; y para los que se quedaron es la perdida de sus familiares a los que probablemente nunca vuelvan a ver, en ese sentido la personalidad de los migrantes es de una fortaleza muy distinta”.

Couturier estuvo presentando el día de ayer su novela en la Feria Internacional del Libro Monterrey 2019.