19
Mar, Nov
689 New Articles

NL: 10 años sin saber del paradero de los periodistas de Tv Azteca Noreste Gamaliel López y Gerardo Paredes

Noticias
Typography

Por Reyes Gamez/Agencia de Noticias 3er SECTOR

Monterrey, N.L.- Este 10 de mayo se cumplen 10 años de la desaparición del periodista Gamaliel López Candanosa y de su camarógrafo Gerardo Paredes Pérez, empleados de Tv Azteca Noreste.

 

El jueves 10 de mayo del 2007 López Candanosa y Paredes Pérez tras terminar un enlace desde el Hospital Universitario para el noticiero “Info 7” que se transmite de 12:00 a 2:00 p.m., continuaron con unas asignaciones ya agendadas, siendo la última en la colonia Topo Chico, alrededor de las 4:00 p.m. fue la última comunicación que se tuvo con Gamaliel, ya que tomo ese tiempo para hablar con su esposa y cantarle “Las Mañanitas” con motivo del Día de las Madres.

En ese año el gobernador era Natividad González Paras, quien ya enfrentaba una crisis en el tema de seguridad, ya que en la entidad se habían registrado diversos hechos violentos que se presume fueron realizados por integrantes de grupos criminales, los ciudadanos pedían ser informados ya que no creían en las versiones que daba la autoridad, las empresas de televisión en sus noticieros llegaban al lugar de los hechos para transmitir la información.

López Candanosa algunas veces fue asignado a esas coberturas, sin embargo en el 2007 ya no estaba cubriendo la nota roja, ahora daba cobertura a las denominadas notas de color, incluso en el noticiero de “Info 7” tuvo una sección donde daba seguimientos a las quejas ciudadanas por los “baches” que había en calles y avenidas de Monterrey y su zona metropolitana.

Tras 72 horas, Tv Azteca hace pública la desaparición de los periodistas

El domingo 13 de mayo, diversos rumores comienzan a circular por algunos sitios de internet sobre la desaparición de López Candanosa y Paredes Pérez. Por la tarde se transmite en el canal 13 (Canal 4 en Monterrey) de Tv Azteca el partido Pachuca contra Santos, al medio tiempo sale a cuadro Ramón Fragoso para confirmar que desde el jueves 10 de mayo se desconoce el paradero de Gamaliel y Gerardo.

Así mismo en la señal de canal 7, Luis Padua quien se desempeñaba como director de noticias de Tv Azteca Noreste  apareció al aire para dar la misma información transmitida a nivel nacional.

Ese mismo día los familiares de los periodistas acudieron a interponer las denuncias por la desaparición.

La PGJNL dilata la investigación y criminaliza a los periodistas

Uno de los familiares de los periodistas desaparecidos, señaló que luego de que ellos interpusieron la denuncia el 13 de mayo del 2007, la autoridad dejo en el olvido la investigación, ya que la última diligencia en la averiguación previa 35/2007-I-1 fue el 8 de Junio del 2007.

En una nota publicada en el semanario Proceso el 1 de Julio del 2008, mencionan que Juan Pedro Paredes Pérez, hermano del camarógrafo desaparecido, narraba que cada vez que iban a preguntar sobre el avance de la investigación, el entonces Procurador Luis Carlos Treviño Berchelmann le expresaba: “Discúlpame, luego te volvemos a llamar; ya veremos qué pasa, vamos a echarle ganas’ Lo mismo de siempre”. (http://www.proceso.com.mx/89386/en-monterrey-el-olvido-la-indignacion).

Así mismo en noviembre del 2008 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señaló que la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León hizo un trabajo dilatorio en la investigación de la desaparición de los dos periodistas, ya que en la Recomendación 59/2008, de fecha 28 de noviembre de 2008, la CNDH señaló que:

“Esta Comisión Nacional consideró acreditadas conductas y omisiones violatorias a los Derechos Humanos de los señores Gamaliel López Candanosa y Gerardo Paredes Pérez, por parte de servidores públicos adscritos a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León.

Lo anterior en virtud del análisis realizado a la averiguación previa 35/2007-I-1, en donde se observó que los Agentes del Ministerio Público Investigador Especializados en Delitos contra la Vida y la Integridad Física, encargados de la integración de la indagatoria, incurrieron en severas dilaciones y omitieron practicar diligencias esenciales para la integración de toda investigación ministerial.

Con tal conducta se incurrió en violación a los derechos fundamentales al acceso a la justicia, a la legalidad y a la seguridad jurídica, así como a la debida procuración de justicia, actualizada por omisión, toda vez que el Representante Social omitió efectuar diversas diligencias para el esclarecimiento de los hechos, considerando que existía el indicio de amenazas previas en contra de uno de los reporteros agraviados, lo anterior de conformidad con lo previsto en los artículos 14; 22, fracciones I, III y IV, y 23, fracciones VII, IX y X, de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León, que en términos generales señalan las formalidades que el Ministerio Público debe observar en la investigación y persecución de los delitos, realizando las acciones correspondientes para velar por la legalidad y por el respeto a los Derechos Humanos en la esfera de su competencia, así como procurar la pronta, completa e imparcial impartición de justicia.

De igual forma, esta Comisión Nacional considera que se transgredieron en perjuicio de los familiares de los agraviados los derechos a la legalidad y a la seguridad jurídica, así como al acceso a la justicia, consagrados en los artículos 14, párrafo segundo; 16, primer párrafo; 17, segundo párrafo; 20, apartado B, fracciones I, II, párrafos primero y segundo, III, y 21, párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como 1o.; 3o., y 6o., incisos a), c) y d), de la Declaración sobre los Principios Fundamentales de Justicia para las Victimas de Delitos y del Abuso de Poder, que disponen en esencia que toda persona tiene derecho a la exacta aplicación de la ley, a que se le administre justicia, al esclarecimiento de los delitos cometidos en su agravio, así como que se proteja a las víctimas u ofendidos de esos ilícitos”, (http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Recomendaciones/2008/Rec_2008_059.pdf)

La Recomendación también detalla que en el informe recibido en la CNDH el 9 de Julio del 2008 y “rendido por el agente del Ministerio Público Investigador Especializado en Delitos Cometidos Contra la Vida y la Integridad Física Número Uno, encargado de la integración de la indagatoria 35/2007-I-1, contenido en el oficio 497/2008 de 13 de junio de 2008, del cual destaca que no se cuenta con mayores elementos para dar con el paradero de los agraviados; que se ha continuado con la investigación, indagando el robo del vehículo en que se transportaban los comunicadores; asimismo, que el 29 de mayo de 2008 se solicitó la colaboración a diferentes instancias de los gobiernos de los 31 estados de la República mexicana y el Distrito Federal para establecer si cuentan con algún indicio para la localización de los periodistas, así como del referido vehículo”.

Al leer esto, llama la atención que la PGJNL espero un año y dos semanas para solicitar la colaboración de las Procuradurías de los Estados de la República Mexicana para pedirles les compartieran algún indicio sobre la localización de los periodistas y la unidad motora en la que viajaban.

Sobre lo expresado por la CNDH, el entonces Procurador Luis Carlos Treviño Berchelmann dijo que iba “ser necesario revisar el estatus que guarda la integración de esta averiguación para el efecto de darle continuidad y que de ninguna manera se tenga la idea de que está 'dormido' el expediente".

Cabe recordar que en Noviembre del 2007 el ex Procurador ante una comparecencia con los diputados locales y al ser cuestionado sobre los avances en la investigación sobre la desaparición de los periodistas, Treviño Berchelmann expresó que “en el caso del reportero (Gamaliel López Candanosa), no sé si con el camarógrafo, les voy a poner un ejemplo para que vean hasta qué punto estaba (involucrado) el joven: Cuando hubo un ejecutado en marzo y dejaron un recado en un cuerpo, mandamos una patrulla y el recado estaba en la patrulla y hubo llamadas en TV Azteca preguntando porqué no se había publicado el recado. Hubo otro cadáver con un recado idéntico el año pasado y el reportero estaba antes de que llegara la policía, a los dos minutos de que se notificó el hallazgo. Las vinculaciones con la delincuencia organizada son peligrosas, no es posible hacer compromisos con ellos y las consecuencias son fatales. Definitivamente que desde ese entonces las investigaciones nos orientaban a que ellos (los reporteros) estaban trabajando para ese tipo de grupos”.

Tras estas declaraciones donde criminalizaba a los periodistas, los familiares y Tv Azteca Noreste le exigieron al ex Procurador aclarar o retractarse de lo expresado ante los diputados, mediante un comunicado de prensa emitido por la PGJNL el ex funcionario ofrecía “una disculpa pública y lamenta el daño moral que pudieron haber sufrido las familias de Gamaliel López Candanosa como de Gerardo Paredes Pérez, por las interpretaciones periodísticas publicadas por algunos medios de comunicación", además de subrayar que no existan pruebas que vincularan a los periodistas con la delincuencia organizada.

10 años y no hay Justicia

Ya son 10 años de la desaparición de los periodistas, 10 años en que las familias de Gamaliel López Candanosa y Gerardo Paredes Pérez han seguido en su búsqueda y localización, aún cuando Tv Azteca Noreste ya no los siguió apoyando

En el 2009 Juan Pedro Paredes Pérez, hermano de Gerardo, al participar  con otros familiares de personas desaparecidas, Juan Pedro hizo la siguiente declaración:"Ya son dos años de estar sufriendo. Mi mamá ya está muy enferma, muy grave, por la misma situación. Yo quisiera que si alguien sabe, o las personas que lo tengan, que nos lo entreguen como sea”.

En tanto Elisama Hernández Sánchez, esposa de Gamaliel, al cumplirse cinco años de la desaparición de  los periodistas, dio a conocer que para la PGJNL “el caso se cerró, y nosotros nos habíamos apoyado en Tv Azteca, y Tv Azteca nos deja, ellos prometieron ayudar a las familias y nos habían dicho que teníamos todo el apoyo de ellos y nos dejan en el desamparo”.

Hérnandez Sánchez en esa ocasión también exigió que ya no estuvieran levantando versiones falsas en contra de su esposo, ya que dijo él siempre tuvo un trabajo honrado.

“Mi esposo dio la cara por los medios de comunicación, por la gente de su trabajo, por la empresa, y la empresa se lava las manos; mis respetos para la gente como ustedes, para los reporteros, para los medios de comunicación, para la gente que es limpia, que saca el trabajo limpio, a mi esposo lo ensuciaron mucho”.