20
Lun, Sep
318 New Articles

Unas 236.000 personas mueren ahogadas cada año, la mayoría niños

Noticias
Typography

El ahogamiento es la tercera causa de mortalidad en todo el mundo para los niños de entre 5 y 14 años

Naciones Unidas.- Unas 236.000 personas mueren ahogadas cada año y más de la mitad son niños y jóvenes menores de 30 años.

En la última década, 2,5 millones de personas se han ahogado en el mundo. Más del 90% de las muertes se producen en ríos, lagos, pozos y depósitos de agua en los países de ingresos bajos y medios, sobre todo en el Pacífico Occidental y el sudeste asiático, y los niños y adolescentes de las zonas rurales se ven afectados de forma desproporcionada.

El ahogamiento es la tercera causa de mortalidad en todo el mundo para los niños de entre 5 y 14 años. A pesar de estos datos trágicos, la prevención de ahogamientos recibe relativamente poca atención y pocos recursos.

“Para ponerlo en perspectiva, eso significa que la mortalidad por ahogamiento es mayor que la mortalidad materna o por malnutrición”, explicó el doctor David Meddings, especialista de la Organización Mundial de la Salud  en esta materia.

Por ejemplo, en Bangldesh, la diarrea, considerada siempre una causa principal de mortalidad y morbilidad infantil, representa actualmente solo el 2% de las defunciones de niños menores de cinco años. El ahogamiento representa el 43% de las muertes entre los niños de uno a cinco años. El 80% de esos accidentes ocurre en un radio de 20 metros de la vivienda familiar, principalmente en estanques, seguidos por acequias y contenedores de agua.

10 medidas prácticas contra los ahogamientos

La OMS ha presentado estos datos de cara al primer Día Internacional de Prevención del Ahogamiento. La fecha elegida es el 25 de julio, que coincide con el verano y las vacaciones en el hemisferio norte, cuando millones de personas van a playas, piscinas y ríos para refrescarse.

La Organización publicó en 2014 un Informe mundial sobre ahogamientos que ha servido como base para crear una guía práctica con 10 medidas efectivas para prevenir los ahogamientos.

Instalar barreras para controlar el acceso al agua

Ofrecer lugares seguros (por ejemplo, guarderías infantiles) lejos del agua para niños en edad preescolar, con servicios de cuidados competentes

Enseñar a los niños en edad escolar a nadar

Formar a las personas del entorno en rescates y reanimación

Establecer y hacer cumplir reglamentos para las embarcaciones de recreo y transporte y los transbordadores

Crear resiliencia y gestionar los riesgos de inundación

Aumentar la conciencia pública mediante la comunicación estratégica

Promover la colaboración multisectoria

Establecer un plan nacional de seguridad en el agua

Prevención precoz de ahogamientos a través de la recopilación de datos y estudios bien diseñados