15
Sáb, Jun
215 New Articles

Impulsando el Futuro: La Contribución Educativa de la Fundación Distribuidores Nissan

RSC
Typography

Desde su establecimiento en 2001, la Fundación Distribuidores Nissan ha sido un pilar fundamental en la transformación y el desarrollo educativo de México a través de su programa "Construyendo el Futuro de México, Una Escuela a la Vez".

Comprometidos con el acceso equitativo a la educación de calidad, hemos dedicado nuestros esfuerzos a la construcción y equipamiento de escuelas primarias públicas en localidades de alta marginalidad, impactando positivamente la vida de miles de niñas y niños en todo el país.

Con una inversión social que supera los 400 millones de pesos y la construcción exitosa de más de 115 escuelas, nuestro alcance se ha extendido a 29 de los 32 estados de la República Mexicana.

 Cada año, impactamos las vidas de más de 55 mil alumnas y alumnos, proporcionándoles espacios adecuados para su desarrollo y aprendizaje, mismos que incluyen aula de medios, muebles escolares, canchas deportivas y recreativas. Este compromiso trasciende la mera construcción de infraestructura educativa: es un compromiso con el futuro de México.

 “el impacto de nuestras escuelas va más allá de los alumnos. Estamos transformando no solo la vida, sino la trayectoria personal de más de 55 mil niñas y niños anualmente en México, y más aún. Las escuelas son además polos de desarrollo económico y comunitario: a su alrededor crecen negocios, hay mayor seguridad y más servicios públicos. Es una acción cuyos beneficios son incuantificables en el tiempo, y todo gracias la gran generosidad de los distribuidores Nissan”, comentó Kurt Aschentrupp, director general de la Fundación Distribuidores Nissan.

Estamos comprometidos en transformar paradigmas y crear espacios dignos donde se pueda soñar y aprender. Nuestra iniciativa "Más Autos, Más Escuelas" es un testimonio de cómo el éxito empresarial puede y debe ir de la mano con la responsabilidad social. Bajo este esquema, cada automóvil de la marca Nissan vendido en el país aporta una cuota que va a un fondo común para el desarrollo de infraestructura educativa.