23
Mar, Jul
248 New Articles

Sólo 5% de los casos de Alzheimer se asocian con un factor genético, afirma especialista durante el Día del Cerebro UVM

Desarrollo
Typography

Análisis del Banco Nacional de Cerebros mostró que las mujeres desarrollan lesiones de demencia a los 60 años de edad, mientras que en los hombres se desarrolla alrededor de los 40 años.

Actividades como lectura, juego de pensamiento y una buena alimentaciónpueden disminuir el desarrollo de Alzheimer.

San Luis Potosí.- Solo 5% de los casos de personas que padecen Alzheimer se asocia con un factor genético y se detecta aproximadamente a los 45 años de edad, mientras que el otro 95% se presenta por causas desconocidas ysurge hasta los 65 añosde edad de los pacientes, afirmó el Dr. José Luna Muñoz, Coordinador del Banco Nacional de Cerebros durante el Día del Cerebro UVM.

 

El evento académico se llevó a cabo en la Universidad del Valle de México Campus San Luis Potosí, donde participaron especialistas en neurología, psiquiatría e investigadores de distintas instituciones, impartiendo conferencias a estudiantes de medicina, nutrición y psicología sobre enfermedades neurodegenerativas, tales como depresión, Parkinson y Alzheimer.

Durante su participación, el Dr. Luna expuso que a 20 años de la existencia del Banco Nacional de Cerebros, esta instancia cuenta con casi 400 cerebros donados. Algunos de ellos provienen de personas que padecieron demencia, otros de pacientes que sufrieron derrame cerebral, tuberculosis, síndrome de inmunodeficiencia y neurocisticercosis, además de cerebros sanos. Estos, son órganos valiosos para la realización de investigaciones profundas sobre las diferentes causasque provocan las enfermedades neurodegenerativas, así como los factores de riesgo y los métodos para el diagnóstico temprano, principalmente de Alzheimer y Parkinson, ya que aún se desconocen las causas que las provocan.

El investigador destacó que gracias al número de cerebros donados,se ha obtenido información importante, un ejemplo de ello es un estudio realizado con 200 cerebros. A pesar de que muy pocos de ellos provenían de personas que no tuvieron padecimientos asociados con la demencia, 63% tenía lesiones de maraña neurofibrilar, que es una de las lesiones características del Alzheimer.

También se observó que las mujeres desarrollan estas lesiones a los 60 años de edad mientras que en los hombres se desarrolla alrededor de los 40 años, además se detectó quelas afecciones que podrían estar relacionadas, son alteraciones de vías respiratorias o procesos inflamatorios, lo que comienza a cambiar la percepción de cuales son los factores de riesgo para estas enfermedades.

El Coordinador del Banco Nacional de Cerebros, indicó que cada vez es más común laincidencia de las enfermedades Alzheimer y Parkinson y consideró que este incremento puede atribuirse afactores ambientales como contaminación derivada de la industrialización, a hábitos de vida y cuidado de la salud tales como ingesta excesiva de alcohol, tabaquismo y mala alimentación.

El especialista manifestó que, como se sabe, el Alzheimer aún no tiene cura, sin embargo, dijo que el hábito de la lectura, juegos de pensamiento y alimentación balanceada,(principalmente disminución en el consumo de grasas)pueden reducir los estragos del Alzheimer, enfatizó que tener una actividad mental constante es la mejor forma de cuidar el cerebro.

Por otro lado, informó que la mayoría de los cerebros resguardados proceden de la Ciudad de México y en menor cantidad de Monterrey, Durango y Yucatán, actualmente se están teniendo pláticas con el Director de la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad del Valle de México Campus San Luis Potosí, para buscar a través de la universidad un acercamiento con autoridades de este estado para promover la donación.

Por su parte la Mtra. Karla Mungaray Peralta, Rectora de Campus San Luis Potosí habló a los estudiantes sobre la importancia de la donación de cerebros para contribuir a la educación e investigación de la comunidad científica, además, dijo que es importante la atención multidisciplinaria que involucra a psicólogos, fisioterapeutas y neurólogos para mejorar la calidad de vida de las personas con padecimientos neurodegenerativos.