23
Mar, Jul
248 New Articles

Extorsiones telefónicas: qué son, características y cómo evitarlas

Desarrollo
Typography

Por Ricardo Treviño

Monterrey, México, Tec de Monterrey.- ¿Sabes cómo identificar una llamada de extorsión telefónica y qué hacer en caso de recibir alguna?

Antonio Bellorín, director nacional de Riesgo y Seguridad en el Tec de Monterrey, señaló que la extorsión telefónica es una amenaza que ha ido en aumento.

En CONECTA te explicamos las características de una llamada de este tipo y te ofrecemos recomendaciones para evitarlas y saber cómo reaccionar adecuadamente.

¿Cómo se dan las extorsiones telefónicas?

“La extorsión telefónica es un tipo de fraude en la que una persona a través de una llamada telefónica nos amenaza, engaña o intimida con el fin de obtener dinero u otros beneficios”, dijo Bellorín.

Los delincuentes han adoptado esta modalidad por el bajo riesgo en ser detenido y su mayor éxito en obtener ganancias.

Los casos más comunes son llamadas de un supuesto familiar que está en apuros o secuestrada, amenazas de un supuesto grupo delictivo o autoridades, así como advertencias de suspender tu línea telefónica por fallas.

Mediante engaños, buscarán alarmarte con la intención de obtener tu información personal o dinero.

“Entre las extorsiones más comunes, a las víctimas les hacen creer que su familia se encuentra en peligro”, explicó.

A continuación, los delincuentes dan información precisa de la víctima, y bajo amenazas, obligan a que no cuelgues.

Mientras esto sucede, los agresores pueden llamar a otro familiar para indicarles que deben transferir dinero a cuentas, generalmente de bancos pequeños, para supuestamente evitar lo que les dicen en el engaño.

En algunos casos, los extorsionadores mantienen a la víctima completamente incomunicada, evitando que reciba mensajes de WhatsApp, o también obligan a cederles el control de teléfono.

La llamada de extorsión genera presión psicológica

Bellorín señaló que una característica típica de las extorsiones telefónicas es que generan presión psicológica a través del engaño para disminuir la capacidad de juicio.

Asimismo, los delincuentes presionan al afectado con una frecuencia constante de llamadas, hasta lograr su aislamiento y que el engaño sea prolongado hasta conseguir su objetivo.

Bellorín comentó que hay 3 prácticas comunes de los delincuentes que se pueden identificar y distinguir si pudiera tratarse de una llamada de extorsión:

1, El delincuente se hace pasar por una autoridad o un miembro del crimen organizado.

2. El agresor utiliza un lenguaje amenazante para hacer creer que tiene dominio sobre la víctima o su familia; así como la insistencia para que se le realice un pago o transferencia de dinero.

3. El extorsionador suele decir frases como “nuestros amigos de la fiscalía” o “nuestros contactos en la policía” para hacer creer que tiene impunidad ante las autoridades y que la víctima no denuncie el hecho.

Tus datos valen mucho: cuídalos y no los compartas fácilmente

El experto destacó que los delincuentes obtienen información de sus víctimas a partir de lo que estas mismas comparten en redes sociales o en formularios, por ejemplo.

“De (redes sociales) sacan mucha información de nosotros, como mi nombre, mis pasatiempos, dónde estudio, donde la pasé el fin de semana, qué auto tengo; son datos que si un extorsionador nos dice que sabe, nos puede asustar y aprovechar para engañarnos”, comentó.

Otra forma de obtener información por parte de los delincuentes es a través de aplicaciones de préstamo de dinero de bajas cantidades, en donde recaban información, tanto personal como familiar, para otorgar el monto.

“Van sacando información a su víctima, (por ejemplo), dónde vive, trabaja y estudia, cuáles son sus redes sociales; y para hacerte el préstamo te piden un fiador, con sus fotos”, agregó.

Una vez que los delincuentes cuentan con la información suficiente, cambian su rol de prestamistas a extorsionadores para amagar a sus víctimas para que les entreguen dinero.

Asimismo, en los apartados de configuración de tu teléfono, revisa la opción de privacidad para evitar que personas que no están en tus contactos puedan añadirte a grupos de WhatsApp sin tu autorización.

Evita ser víctima de extorsión telefónica

1. No compartas tu número telefónico con cualquiera

Tu número de teléfono es la principal vía para intentar extorsionarte, por lo que debes evitar darlo a cualquiera persona. Puedes usar el correo electrónico para reducir las probabilidades de intento de extorsión, pero aun así el riesgo persiste.

2. Identifica a tus nuevos contactos

Debes de identificar a las personas de las que podrías esperar una llamada, pidiéndoles previamente su número telefónico para saber que se trata de ellas cuando te llamen.

3. No contestes llamadas de números desconocidos

Evita responder a números que no están en tus contactos, sobre todo, si no estás esperando una llamada en particular o si tiene un número internacional.

“Si no tienes relación alguna con una persona que te está llamando desde un número desconocido, es un indicador de que podría tratarse de un engaño y una llamada para tratar de aprovecharse de ti”, consideró Bellorín.

Si alguien te quiere contactar hallará la manera de hacerlo por otras vías o conocidos en común.

4. Si contestaste, escucha y cuelga de inmediato.

En caso de contestar una llamada por equivocación o descuido, debes escuchar lo que primero te dice la otra persona; cuelga en caso de no reconocerlo o si recibes amenazas.

“Cuelga, no digas nada, bloquea ese número y (si te dieron un nombre de un conocido) llama a la persona a la que te están mencionando. No entables conversaciones, ni abras diálogos con desconocidos”, agregó.

En caso de tener algún negocio y debas contestar, cuelga al identificar que es un engaño.

 Recuerda: cada segundo que estás en línea es una oportunidad para amenazarte a ti o hacerte creer que tienen a alguien de tu familia. Si cuelgas es difícil que te vuelvan a marcar porque sabrán que contigo perderán el tiempo.

5. Conserva la calma y permanece en el lugar donde estés

Los delincuentes buscarán que caigas en el engaño a través de un shock psicológico, para obligar que te muevas hacia un lugar para aislarte.

“Mantén la calma y no hagas caso a sus indicaciones, quédate en dónde estás y llama de inmediato a tu familia (para confirmar que estén bien)”, comentó.

Los extorsionadores intentarán que te traslades a plazas o zonas donde estés solo, incomunicado, y por lo tanto, que seas más vulnerable.

6. No compartas información o fotografías

Durante la llamada, evita compartir información personal o familiar sensible, como NIP, PIN o contraseñas.

Tampoco envíes fotos tuyas, sobre todo, si te piden que te las tomes en el momento. Siempre duda de cuando te pidan lo anterior.

Con esta información, los delincuentes buscarán quitarte el control de tus cuentas, por ejemplo, de WhatsApp, para mantenerte incomunicado, o ejercer presión a familiares con tus fotos.

7. Duda si te dan características de tu domicilio

Si te describen tu casa de manera acertada, lo más seguro es que buscaron su imagen en aplicaciones como Google Street.

El riesgo real de que quienes te llaman estén cerca de ti y puedan materializar sus amenazas es relativo, pues expertos en seguridad consideran que 9 de cada 10 llamadas de este tipo salen de los penales. 

8. No hagas transferencias o depósito de dinero

El objetivo de los delincuentes es obtener tu dinero de forma ilícita.

Evita hacer transferencias, depósitos de dinero o comprar tiempo aire celular a las personas que te presionan a hacerlo bajo amenazas.

9. Comparte tu experiencia con familiares y amistades

Dialoga con tu familia acerca de este delito para tomar acciones preventivas. Esto incluye mantener una comunicación durante el día y compartir información sobre tus ubicaciones y compañías.

En caso de sufrir un intento de extorsión o ser víctima, transmite tu experiencia, ya que generalmente los delincuentes utilizan las mismas historias de engaño.

Denuncia ante las autoridades

Compartir tu caso y denunciar ante las autoridades ayudará a otras personas a no caer en una extorsión telefónica.

Si fuiste víctima, puedes denunciar y recibir orientación en el teléfono de Denuncia Anónima, en el número 089.

En este número, te pedirán el teléfono y los datos de las cuentas bancarias de los extorsionadores y un relato de lo sucedido. Te darán un folio de tu reporte.

Según el Código Penal Federal, la extorsión es castigada con varios años de prisión y el pago de una multa.

Si eres parte de la comunidad Tec

El Tec de Monterrey tiene campañas de prevención, para promover estrategias para evitar ser víctimas, y protocolos de seguridad para atender posibles casos.

Si recibes una extorsión telefónica dentro de instalaciones del Tec, puedes acercarte a un guardia de vigilancia en tu campus o vía e-mail a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Recuerda, no salgas del campus y pide el apoyo de los oficiales de caseta o que realizan labores de vigilancia dentro del Tec, ya que están entrenados en protocolos para ayudarte.

“Existe un protocolo de gestión de llamadas extorsivas o secuestros virtuales, y los oficiales de ProTect están entrenados; ellos son el primer punto de contacto, te hará algunas preguntas y en caso de que lo confirme, activa una línea de reporte”, comentó Bellorín.

Cuando se activa un reporte se detonan acciones de equipos de respuesta y asistencia al estudiante y a su familia, así como de búsqueda en campus.

Revisa el teléfono de emergencia de tu campus en la página de ProTect.