17
Mié, Abr
286 New Articles

¿2024 será el año en que el presupuesto contemple a las Pcd de NL?

Opinión
Typography

Desde el Congreso los diputados presentan iniciativas pero olvidan presupuesto para Pcd

Por Reyes Ramiro Gamez Barboza

Monterrey, México, Agencia de Noticias 3er Sector.- Al iniciar el primer día del año 2024 todos buscan cumplir sus promesas, pero parece al Gobernador Samuel García Sepúlveda le gusta tener en incertidumbre a las personas con discapacidad de Nuevo León, ya que al no presentar el pasado mes de diciembre del 2023 el proyecto del Presupuesto de Egresos, pues se desconoce si realmente en el año que iniciamos habrá recursos para garantizar los derechos de dicho sector de la población.

Fue el pasado 8 de diciembre del 2023 que al ser presentado el Plan Estatal de Discapacidad, García Sepúlveda anunció que iba a etiquetar recursos, sería la primera vez que un Gobernador cumpla lo que le señala la Ley para la Protección de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que es el proponer en el proyecto de Presupuesto de Egresos del Estado las partidas correspondientes para la aplicación y ejecución del programa estatal dirigido a las personas con discapacidad.

Por eso es que García Sepúlveda asumió el compromiso de designar las partidas presupuestales en el 2024, pero me llama la atención que aunque la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado no forma parte del Consejo para las Personas con Discapacidad, desconocemos si la Presidenta del Consejo, Maryangel Garcia-Ramos Guadiana, los haya convocado para que durante el 2023 fueran conociendo las propuestas relativas al Presupuesto de Egresos y así ir calculando lo que se va a destinar, ya que si en el año que acaba de terminar la Presidenta  en las juntas mensuales estuvo invitando a personas con discapacidad, también podría haber invitado al personal de la dependencia encargada de las finanzas estatales.

Espero que a la Tesorería si le hayan entregado ya el Plan Estatal de Discapacidad, ya que así mínimo el Gobernador y el Tesorero tendrán la guía para en el diseño y planeación del Presupuesto de Egresos 2024 se destinen los recursos suficientes para las dependencias que cuentan con programas que atienden a las personas con discapacidad, además deberá quedar enfatizado que si al siguiente año el Estado tiene que hacer ajustes presupuestales, los recursos a la población con discapacidad no deberán reducirse sino permanecer igual y en los años que haya suficiencia pues los recursos deberán incrementarse, ya que un presupuesto a dicho sector de la población deberá tener el objetivo de ir terminando con las desigualdades sociales que viven actualmente.

También es prioritario que en el 2024 se establezcan los lineamientos para la recopilación de información y estadística estatal de la población con discapacidad, ya que es fundamental saber a quienes se destinan los recursos. Además la información deberá ser divulgada en el sitio de internet del gobierno estatal, ya que la transparencia es fundamental para que sean exitosas las políticas públicas.

Cabe señalar que Jaime Rodríguez Calderón en seis años de gobierno nunca puso atención al trabajo que realizaba el Consejo para las Personas con Discapacidad, por lo que ni siquiera se pudo tener un borrador para elaborar el Plan Estatal de Discapacidad, mientras que García Sepúlveda durante el 2023 a través de las Secretarías y las Direcciones del Gobierno de Nuevo León y junto con los ciudadanos que conforman el Consejo, arrastraron el lápiz para diseñar el documento del Plan, en el cual las personas con discapacidad, Organizaciones de la Sociedad Civil de y para las personas con discapacidad, así como colectivos y ciudadanía aportaron  sus contribuciones.

Pero lamentablemente no dieron la difusión necesaria de la consulta del Plan, ya que no basta con creer que si la invitación se transmite en el canal 28 (canal público estatal) se va llegar a la población, el ciudadano sintoniza más los canales de televisión concesionados a Televisa, Tv Azteca y Multimedios, ni tampoco es suficiente el difundir en redes sociales del internet, por lo que el Plan Estatal de Discapacidad en el 2024 deberá seguir siendo socializad a las más de 800 mil personas con discapacidad que habitan en la entidad y así ir mejorando las 9 líneas de acción de dicho documento.

Claro que Nuevo León con el Plan comienza a realizar historia en el país, ya que puede ser el primer estado en que el Poder Ejecutivo proponga un presupuesto transversal e interseccional, pero el Poder Legislativo tiene una enorme deuda con las personas con discapacidad.

Se aplaude que los diputados y las diputadas desde el Congreso local le señalen al Gobernador lo que se debe mejorar en políticas públicas para garantizar los derechos de las personas con discapacidad, que presenten iniciativas a diversas leyes para lograr una plena inclusión, pero en dos años de la LXXVI Legislatura cuando han analizado la Ley de Egresos enviada por el Poder Legislativo y al notar la ausencia de recursos para la población con discapacidad, los legisladores no han propuesto de manera extraordinaria recursos para dicha población.

Tal vez las bancadas del PRI y el PAN no proponen nada por su inútil pelea con García Sepúlveda, los de la bancada de Morena y el Verde al parecer son simples espectadores, pero que la bancada de Movimiento Ciudadano (partido político al que pertenece el Gobernador), hagan mutis, es de no perdonarse, ya que los legisladores de Movimiento Ciudadano tendrían que ser los primeros en enderezar la plana al Gobernador y alzar la voz para asignar las partidas presupuestales hacia las personas con discapacidad.

No basta que los legisladores de Movimiento Ciudadano cuando las diversas Comisiones del Congreso presentan en el Pleno los dictámenes que aprueban reformas a diversas leyes con la finalidad de garantizar los derechos de las personas con discapacidad, pidan la palabra para dar su posicionamiento a favor, lo que las personas con discapacidad ocupan de los diputados y las diputadas de dicho partido político es que presenten propuestas que permitan garantizar los montos que hagan realidad una ley, ya que sin recursos dichos ordenamientos solamente quedan en letra muerta.

Las personas con discapacidad son una población que ya no deben tolerar que ni el Gobernador ni los Diputados solamente los atiendan y les sigan prometiendo, es tiempo que por escrito y sellado se hagan los compromisos del gobernante y los legisladores, ya que las personas con discapacidad cada vez se informan más y son quienes deben poner fin a la simulación gubernamental en el tema de los presupuestos.

La sociedad nos sumamos a esa exigencia cuando hacemos uso de la Plataforma Nacional de Transparencia y solicitamos al Estado nos informe sobre los programas y acciones dirigidas a la población con discapacidad, no hay que quedarse con el discurso del gobernante o el informe, hay que ir más allá, la rendición de cuentas nos encamina a fortalecer la sociedad democrática e incluyente que deseamos en el año 2024.